Desde protestas en contra de cruceros que llegan a Venecia, playas que tienen que cerrar por culpa de grupos gigantes que llegan, museos que sobre pasan la capacidad de visitantes… ente otros puntos, nosotros mismos estamos haciendo que las ciudades se tenga que dar unas vacaciones también, alejado de las personas.

Venecia, Italia

El turismo puede traer empleos para locales y que la economía de un país o ciudad aumente, pero también puede destrozar el lugar y que locales se sientan como prisioneros en sus propias casas. Siempre hay 2 lados de la moneda.

Hablemos del impacto negativo cuando ciudades superan la capacidad de visitantes o nosotros como turistas comenzamos a crear un lado negativo a diferentes lugares.

NUNCA tires las colillas de cigarro al mar, ni en la arena, ni en las calles.

El turismo sigue aumentando, gracias a numerosas opciones que se tienen hoy en día para ahorrar en viajes. Desde hospedajes muy económicos, vuelos ‘low cost’ o de precios muy bajos. Esto hace que hoy viajen más personas que hace unos 20, 30 o 40 años atrás.

Brujas en Bélgica, por ejemplo, está limitando la cantidad de cruceros que llegan a la ciudad, incluso hasta reduciendo la publicidad de turismo a esta ciudad.

Brujas, Bélgica

Lugares como Taj Mahal (India) y hasta los parques de Walt Disney World (Florida) aumentan sus precios para tratar de bajar la cantidad de visitantes, con el 1ero creando bloques de horas para que los visitantes sólo puedan estar cierto tiempo.

Playas famosas después de alguna película, como por ejemplo Maya Beach en Tailandia. Luego que Leonardo DiCaprio hiciera esa playa paradisíaca famosa, se ha cerrado -puede que abra nuevamente en junio 2021- ya que turistas no dejaban de visitar y dañarla. Quizás sin querer ponerla en pelígro, pero el excesivo paso de personas por el lugar hacen que se deteriore la naturaleza de ese espacio tan pequeño. Otro lugar que se ha hecho muy famoso por alguna serie o película es Dubrovnik en Croacia, gracias a la popular serie Game of Thrones.

Dubrovnik, vista en GoT

Por otro lado están las ‘tradiciones’ como por ejemplo el dejar un candado ‘de amor’ (que para mi no es nada de amor porque se ven horrible) en un puente. En el 2014, una parte del Pont des Arts en París se cayó ya por el peso de esos ‘candados de amor’.

Pont des Arts – 2012
Pont des Arts – 2015

Y claro que podemos ayudar a que esos efectos negativos se conviertan en positivos o que por lo menos no hagan tanto daño.

¡Viaja! No te digo que no lo hagas porque viajar es bueno. Pero hazlo de una forma mas responsable. ¿Cómo?

  • SIEMPRE respeta la fauna y flora. Recuerdo en mi paseo al Roraima (Venezuela) un área que estaba llena de cuarzos hermosos, pero eso se queda ahí. Igual que flores o plantas que no ves en otros lugares, no las toques, déjalas en su casa natural.
  • Intenta viajar a lugares no tan populares, especialmente durante temporada alta (navidades, verano, etc.). Si quieres visitar París por ejemplo, revisa cuando es temporada baja en esa ciudad para que así puedas visitarla. Además de seguro que ahorras algo ya que los precios bajan.
  • Lleva contigo una botella que puedas rellenar con agua cada vez que puedas en vez de comprar botellitas de agua todos los días y varias veces.
  • En las playas, sólo deja tu huella del pie en la arena. Lleva contigo toda la basura hasta que encuentres un lugar específico para eso.
  • Evita usar protección solar o bronceador que no sean orgánicos. Quizás es un poco más costoso que los regulares, pero esto ayudará a los corales y todo el mar en donde nadas.
  • En un hotel, trata de re usar tu toalla un par de veces y que no te la cambien todos los días. Incluso, hay hoteles que te regresan algo de dinero si pides que no te limpien tu habitación todos los días, así que no dudes en preguntar al registrarte.

¿Tienes alguna otra idea para que el impacto negativo del turismo disminuya o mejore? ¡Déjanos saber en los comentarios!

¡Feliz viaje!

Share Button

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *